EL ABURRIMIENTO (3)

La felicidad necesita algún tipo de aspiración; requiere de la generación del deseo y de la acción. Afortunadamente, en las afueras queda siempre mucho trabajo por hacer. A veces no lo parece, porque el bienestar provisional y la propaganda de la inmediación nos aturden. Ante lo mucho que queda por hacer, se trata de empezar: empezar la política del medio palmo, empezar a leer, empezar a caminar, empezar a escuchar música, empezar a ordenar… y seguir la frase de la vida, sabiendo que lo seguro tiene inicio. La acción engendra futuro.

La penúltima bondad, Josep María Esquirol

Autor: Lorenzo Vilches Manterola

Catedrático Emérito de universidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .