Uncategorized

EL ABURRIMIENTO (2)

En una de las cartas, ya avanzada la obra, la protagonista le describe a su amado el estado de felicidad en que se halla: sin rivalidades ni problemas, habiendo conseguido todo lo que quería, sin nada más para imaginar ni para desear (1). Pero paradójicamente, algo extraño se produce en esta comodísima situación, que resulta perturbada por  una punzante inquietud. Una vez reconocida y saludada la plenitud feliz, se siente un desasosiego que emerge del corazón; “Soy muy feliz; la felicidad me aburre. ¿Conoce algún remedio para esta desgana del bienestar?”

  • Jean-Jacques Rousseau, Julia, o la nueva Eloísa.

La penúltima bondad, Josep María Esquirol

Categorías:Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .