La lamentable fortuna mediática de los trolls

En los últimos tiempos el troll ha ocupado las páginas de los medios internacionales de noticias y opinión. El interés por este fenómeno ha pasado de la mera curiosidad, e incluso simpatía por las prácticas antisistema, a despertar las alarmas de los gobiernos y ciudadanos, especialmente en Europa, pero también en América Latina. Después de la intromisión de las redes rusas en las elecciones de Estados Unidos, Francia, Alemania, en la Inglaterra del Brexit, el turno le ha tocado a Cataluña. Cataluña, en las últimas fases del fracasado proceso de independencia de España se ha convertido en un campo de pruebas de las redes rusas en connivencia con las venezolanas. La presencia de los hackers Assange y Snowden en esta ofensiva de desinformación y manipulación es bien conocida. Su papel de apoyo a las redes piratas fomentadas por el gobierno de Rusia para favorecer la elección de Trump, han sido ampliamente comentadas por la prensa internacional. Assange incluso se ha convertido en un consejero de los líderes independentistas catalanes. A esta altura del match que se juega entre información y democracia, el troll ha dejado de ser un instrumento de alegres prácticas contra el Poder. Se ha convertido él mismo en un poder descontrolado que atenta contra los valores de la democracia y la paz en el mundo. Los líderes de opinión internacional harían bien en no dejar pasar un minuto más sin tomar medidas contra esta ofensiva en toda regla de la guerra contra la información y la verdad.
El siguiente es un texto parcial del oportuno artículo Troll de Gustavo Gomez-Mejia.

‘A lo largo de las décadas, la figura del troll ha pasado del margen contracultural de la red a un verdadero fenómeno mediático: “una vez criatura de los bajos fondos de Internet, el Troll parece haber salido a la superficie. durante la última campaña presidencial de los EE. UU. “(Djoumi, 2017). De hecho, la cobertura global de los medios de las elecciones estadounidenses en 2016 ha aumentado el alcance del término “troll”. Por un lado, los provocativos tweets de @realDonaldTrump han inspirado muchos discursos periodísticos sobre su comportamiento considerado insignificante: “Donald Trump es el troll más grande del mundo” ( Slate.fr, 2015), “Polémica, insultos: Donald Trump aplicó a lo largo de todos sus métodos trol de campaña […]. El rey de los trolls ganó “(Le Corre, 2016). Por otro lado, el éxito electoral de Donald Trump ha atraído la atención de los medios de comunicación sobre el papel desempeñado por los trumpistas de los foros de Reddit o 4chan, a menudo presentados como un “ejército de trolls” ( ibid)..). Este tratamiento de los medios de comunicación se cifra en una institucionalización de la figura del trol que lejos del trafolclore anecdótico sería ahora una articulada maquinaria ideológica del poder político, y no sólo relevante para las iniciativas individuales aisladas, sino al servicio de una acción colectiva coordinada. La cobertura de la elección presidencial francesa en 2017 confirmó la buena fortuna de este enfoque de trolls “para todos”, presentado como “néomilitantes” cercanos a la “fachoesfera” y foros de videojuego.com. con reminiscencias cuasi-etnográficas: “Viaje al corazón del ejército de los trolls de extrema derecha” (Service desintox, 2017), “Pequeña guía para entender el lenguaje de los trolls de extrema derecha” (Audureau Lamy , 2017). Algunas historias de medios de comunicación se hacen eco de lo que describen como una escalada global “invasión de los ejércitos de trolls”, yendo desde los apoyos rusos a Donald Trump hasta los contextos políticos de otros países (China, Israel, Turquía …). El carácter del troll, una vez inofensivo, se habría transformado en un agente profesional de “manipulación de las redes sociales” para propósitos de “propaganda” (Benedictus, 2016).’

Bibliografía

Audureau W., Lamy C., 2017, « Petit guide pour comprendre le langage des trolls d’extrême droite », Le Monde, 2 avr. Accès : http://lemonde.fr/pixels/article/2017/04/02/petit-guide-pour-comprendre-le-langage-des-trolls-d-extreme-droite_5104597_4408996.html.

Benedictus L., 2016, « Invasion of the troll armies: from Russian Trump supporters to Turkish state stooges », The Guardian, 6 nov. Accès : https://theguardian.com/media/2016/nov/06/troll-armies-social-media-trump-russian. Consulté le 2 oct. 2017.

Djoumi R., 2017, « Troll », BiTS. Accès : http://creative.arte.tv/fr/episode/bits-troll. Consulté le 1er oct. 2017.

Gustavo Gomez-Mejia, Troll. Publictionnaire. Dictionnaire encyclopédique et critique des Publics. Pubblié 19-10-2017. http://publictionnaire.huma-num.fr/notice/troll/.

Slate.fr, 2015, « Donald Trump est le plus grand troll du monde ». Accès : http://slate.fr/story/104593/donald-trump-troll. Consulté le 2 oct. 2017.

Service desintox, 2007, « Voyage au cœur de l’armée des trolls d’extrême droite », Libération, 10 févr. Accès : http://liberation.fr/politiques/2017/02/10/voyage-au-coeur-de-l-armee-des-trolls-d-extreme-droite_1547587.

HBO y la RAI adaptan El nombre de la rosa

 

La miniserie El nombre de la rosa producida por HBO y la RAI tendrá una duración de 6 capítulos. Bajo la dirección del escritor y director de ficción televisiva Giaccomo Battiato, el casting principal cuenta con John Turturro en el papel del holmiano y para-semiótico investigador Guillermo de Baskerville y su enemigo declarado, Bernardo Gui, interpretado por Rupert Everett. Darmien Hardung, de 18 años, dará vida a Adso, el joven novicio y ayudante de Guillermo en la novela.
El proceso de la pre-producción ha contado con la supervisión del mismísimo Umberto Eco, fallecido en 2016, tal como hizo en su día con la adaptación para el cine.

El productor de cine y televisión (RAI y Mediaset) Matteo Levi había comprado en secreto los derechos en 2015. Los guiones fueron encomendados al director de series y guionista italiano Andrea Porporati (La piovra 7, 8, 9) y al prolífico novelista y guionista cinematográfico-televisivo británico Nigel Williams (El señor de las moscas). La producción de la RAI, cuyo rodaje en Cinecittà comenzará en Enero de 2018, tiene un presupuesto de 23 millones de euros, solo superado por la segunda temporada de I Medici.

“El nombre de la rosa”, serie adaptada para televisión


La novela de Umberto Eco, El nombre de la rosa, será serie de televisión. Protagonizada por John Turturro, la ficción ambientada en la Edad Media estará dirigida por Giacomo Battiato y producida por Matteo Levi y Carlo Degli Espositi.
La serie de HBO, rodada en inglés a partir del próximo mes de enero en los estudios romanos de Cinecittá, tendrá un coste de 23 millones de euros.
El fraile investigador Guillermo de Baskerville será intepretado por John Turturro, acompañado por Rupert Everett.

España, cuarto país del mundo en exportación de series

En la información periódica de Prensa Academia TV y “Según un estudio de Deloitte publicado en julio, España es el cuarto país del mundo que más series exporta al extranjero, solo por detrás de EE.UU., Reino Unido y Argentina. Un inconveniente a la hora de vender fuera es la duración de los capítulos de las series patrias, de unos 70 minutos de media, 20 más que en el extranjero, donde rara vez se sobrepasa la hora de duración. La razón es que es más barato llenar el largo ‘prime time’ español, que se alarga desde las 22:30 hasta las 00:30 h, con episodios más largos que con otros más cortos, aunque eso signifique que para exportarlas haya que editar una versión especial. El sindicato de guionistas ALMA y algunos productores ya abogan por cambiar este modelo.”

España es el país europeo con mayor dinamismo en producción serial. La gran competencia de las series norteamericanas de los últimos años ha ido perfilando gradualmente un tipo de formato más estándar desde el punto de vista de los géneros y temáticas. Desde las series contenedor que incluía obligatoriamente un casting de todas las edades (niños, adolescentes, adultos, abuelos) se ha migrado hacia géneros más definidos, dramáticos y para Prime Time –teóricamente para adultos– (Vis a Vis, El Ministerio del tiempo, Velvet, El Príncipe, Isabel…).

JAVIER BARDEM POR PARTIDA DOBLE EN VENECIA

“Downsizing” de Alexander Payne en la inauguración de la Mostra di Venezia el 30 agosto, con Matt Damon y Cristoph Waltz. Entre los films que despiertan una cierta expectativa: “Mother!” de Darren Aronofsky con Jennifer Lawrence Javier Bardem y Michelle Pfeiffer; “Suburbicon” de George Clooney con Matt Damon y Julianne Moore y “The shape of water”, de Guillermo del Toro, con Sally Hawkins y Michael Shannon. Completan la selección “L’insulte” de Ziad Doueiri; “La Villa” de Robert Guediguian, “Lean on Pete” de Andrew Haigh con Steve Buscemi y Charlie Plummer; “Mektoub, My Love:canto uno” de Abdellatif Kechiche, ganador de la Palma d’Oro por “La vida de Adele”; “Sandome No Satsujin (The Third Murder)” de Koreeda Hirokazu; “Jusqu’à La Garde” de Xavier Legrand; “Foxtrot” de Samuel Maoz; “Three Billboards outside Ebbing, Missouri” de Martin McDonagh; “Jua Nian Hua” de Vivian Qu; “First Reformed” de Paul Schrader, con Ethan Hawke; “Sweet Country” de Warwick Thornton; “Ex Libris – The New York Public Library” de Frederick Wiseman y “Human Flow” de Ai Weiwei.

Numerosos protagonistas desfilarán por la alfombra del Lido, además de Jennifer Lawrence, Matt Damon y Julianne Moore, Robert Redford y Jane Fonda, ambos premiados con el Leone d’Oro por toda la carrera. Penélope Cruz y Javier Bardem, protagonistas del narcofilm “Loving Pablo” fuera de concurso, lo mismo que el argentino-español “Zama”, y otra latinoamericana, en la paralela Orizzonti, “Invisible”.
También fuera de concurso, films de autores consagrados como “Victoria y Abdul” de Stephen Frears con Judi Dench, el documental “The Devil and Father Amorth” de William Friedkin y Takeshi Kitano, invitado a clausurar la Mostra con el tercer capítulo de la trilogía Outrage, “Outrage: Final Chapter”-
Entre los italianos se esperan “Casa d’altri”, de Gianni Amelio realizada en Amatrice después del terremoto; “Il Signor Rotpeter” de Antonietta De Lillo y “Diva” di Francesco Patierno.